Pingo Doce

Lidosol es la empresa responsable por el abastecimiento de las tiendas Pingo Doce localizadas en las islas de Madeira y Porto Santo.

Este proyecto presentaba dos particularidades relativamente a otros conducidos con empresas del Grupo. El punto de partida ha sido diferente pues no existía un sistema de gestión de almacén a suportar la operación logística.

Otro desafío ha sido el hecho de tratarse de una isla, con todos los constreñimientos que esa condición acarrea en términos de limitaciones de espacio, condiciones de acceso y tipo de abastecimiento.

La irregularidad del abastecimiento, el hecho de usar el transporte marítimo en contenedores de grande porte, con una elevada componente de costo, he constituido un estímulo para la reingeniería de procesos de forma a encortar los tiempos de disponibilidad de la mercancía para la ejecución de los pedidos de los clientes.

En términos de arquitectura, el hecho de la tecnología de base del WPMS no revelar sensibilidad a “micro-quiebras” en las comunicaciones, ha viabilizado la utilización de una instalación localizada en el continente.

La utilización de esta configuración ha proporcionado ahorros significativos en términos de inversión de hardware. Así, se mantiene una ligación permanente entre los servidores en el continente y los “clientes” en la isla, sean ellos estaciones de trabajo fijas o terminales móviles de radio frecuencia.

El proyecto ha atingido un excelente nivel de satisfacción, con especial repercusión en la reducción drástica del nivel de errores y en las quiebras de inventario, habiendo ya señales que apuntan para una reducción sustentada de los niveles stock medio.

En términos de indicadores en los primeros seis meses después del comienzo llegó a una reducción de personal de alrededor del 56% y un nivel de servicio al cliente del 99,6%.