Consultoría de Negocio

Por forma a sacar el máximo partido de la introducción del nuevo software de gestión de almacenes, es necesario hacer un análisis de los procesos logísticos existentes, de modo a encontrar los congestionamientos y los puntos flacos de cada uno y, así obtener una mejoría significativa de la performance global de la operación logística.

En un proyecto típico, nuestro equipo de consultores recoge y define en conjunto con el cliente, los objetivos a atingir con la implementación para que, posteriormente, todo el esfuerzo sea direccionado para su concretización.

Establecidos los objetivos, se inicia el trabajo de reformulación de los diferentes procesos, eliminando todas las tareas redundantes, aumentando el control en las operaciones críticas y aligerando las etapas más vulnerables a congestionamientos motivados por un aumento de las cantidades que se muevan. En esta fase, procuramos siempre tomar en cuenta las perspectivas de crecimiento a medio plazo, de modo a que los nuevos procesos logísticos sean dotados de capacidad de respuesta eficiente a desafíos futuros.

El resultado de este trabajo va ser la base para la parametrización del WPMS, de modo a entregar todos los requisitos generados por la re ingeniaría de procesos. Este es el momento en que se retira partido de toda la flexibilidad del WPMS, configurándolo de modo a asegurar el cumplimento de todos los procesos definidos, en cada una de sus etapas.

Después de concluida la parametrización, cabe al WPMS administrar la coordinación perfecta entre los flujos de información y de mercancías, efectuar los controles necesarios para reducir substancialmente las posibilidades de error, distribuir el trabajo por los operadores de la forma más eficiente y promover las ventajas de productividad necesarios de modo a reducir los tiempos de ejecución de las tareas y/o aumentar la capacidad instalada.